Henry Vivas, Mazuco y la justicia.


Con una cobertura mediática extraordinaria, la “medida humanitaria”  consagrada en el artículo 502 del COPP, otorgadas a los ex comisarios Henry Vivas y José Sánchez alias Mazuco, condenados por la justicia venezolana a 30 y 19 años de prisión, por participar en el golpe de Estado del año 2002 el primero de ellos, y por ser encontrado culpable del homicidio intencional calificado con alevosía y privación ilegítima de libertad del agente de la Dirección de Inteligencia Militar (DIM) Claudio Macías Briceño en septiembre de 2007 el segundo, pasaron a ocupar un  tercer plano, debido al manejo, intencionalmente  descalificador en perjuicio de los tribunales de la república, ya que quienes conceden tal medida humanitaria, son reseñados como victimarios de estos dos niños de pecho, que jamás rompieron un plato, y que el rrrrrrregimen persiguió y condenó solo por “pensar distinto”, ¿que tal?.

Tales medidas fueron otorgadas debido al cuadro grave de salud presentado por ambos privados de libertad, y que luego de las diligencias de rigor practicadas por los abogados defensores y la presentación de los respectivos informes médicos, se  procedió a cambiar el modo en que venían cumpliendo la medida de privación de libertad,  y a fin de facilitar la aplicación adecuada de los tratamientos médicos, se les ordenó casa por cárcel.

Ayer observamos por la Tv a la esposa del ex comisario Simonovis, haciendo uso pleno de sus derechos, solicitando en el palacio de Miraflores al Presidente de la república, que otorgue; de acuerdo con lo establecido en la CRBV, la gracia presidencial que le permita a su marido, atender los problemas de salud que le aquejan, luego de cumplir siete de la condena de 30 años, que le fue impuesta por sus participación en la masacre de abril del 2002.

Resulta verdaderamente paradójico que quienes se autodenominan “presos políticos”, que cometieron graves delitos en contra de ciudadanos inocentes masacrados y en perjuicio del hilo constitucional, caso Vivas y Simonovis, así como delitos comunes como el homicidio, caso Mazuco, por lo cual fueron juzgados y condenados, y para quienes el sistema de justicia y los aparatos del estado brindaron y continúan brindando permanentes garantías para el ejercicio pleno de los derechos consagrados en la leyes de la república, tal como lo demuestran las referidas medidas humanitarias, se empeñen en continuar el guión de la descalificación y las vías inconfesables para salir del rrrregimen y la dictadura de Chávez.

Que dirán los centenares de miles de presos enfermos de gravedad, muchos de los cuales ya han cumplido incluso más de la mitad de las penas impuestas, y que no verán nunca el beneficio de tales medidas humanitarias. Ni hablar de los familiares de los presos que murieron enfermos en nuestras cárceles, pero que lamentablemente, continuaran sirviendo solo para las estadísticas.

Anuncios

Acerca de Evy Ferrer

Poeta, Músico y Trovador
Esta entrada fue publicada en Actualidad. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s