Sobre bobolongos e hijos de puta.


Aquí todo el mundo sabe que es un bobolongo y un hijo de puta, se lo recuerdan cada vez que pueden los más abyectos personajes de la oposición política y mediática del país, hasta en el programa que conducen los Robertos semanalmente por VTV, al personaje de marras, con demasiada frecuencia para mi gusto, se le llama por su bien ganado mote, es decir; bololongo, como le corresponde al presidente-editor del diario EL nazi-onal, y sin que hasta que a Mario Silva del Programa La hojilla, se le ocurriera la no tan original idea de llamarlo hijo de puta, nunca antes se había armado tal zafarrancho que hasta los tribunales de la república ventilarán el asunto, para resarcir, si esto es posible, la “ofendida dignidad” del bobolongo e hijo de puta de Miguel Henrique Otero.

La semana pasada observábamos en el programa La Hojilla, la repetición de un video en el que MHO con la malcriadez y la falta de humildad que caracteriza a todo bobolongo consagrado, delante las cámaras, le restregaba en la cara a Jorge Amorin, que su madre era una prostituta, ya que según MHO, esa era la opinión de todos quienes se encontraban en el sitio, ante lo cual le preguntaba: ¿qué opinas tu de eso?

Es decir, acá lo que esta de anteojitos es la expresión, a través de palabras no tan santas, como hijo de puta y coño de madre, dichas a diario por el venezolano, de la más vulgar intolerancia, pero esta vez ventilada en cámara por quienes en el pasado actuaban y continúan haciéndolo tras bastidores, direccionando sus ponzoñas en contra de quienes osaran ponerse en contra de sus oscuros intereses, o intentaran disputarles los centros del poder mediático. Con la mas asquerosa indignidad, suelen estos vende patria, arrastrarse ante quienes patrocinen sus vomitivas empresas privadas de comunicación, sin importarles nada que no sea la multiplicación de la ganancia, a costa de la derrota del esfuerzo por la búsqueda de la verdad de los hechos y el compromiso de informar verazmente.  Resulta que ahora MHO después de insultar a ultranza al periodista Amorin llamándolo hijo de puta, corre a los tribunales a denunciar a Mario Silva por que este le dio un poco de su propia medicina, que vaina…

Valdría la pena imaginar el colapso que ocasionaría, o mejor dicho la implosión de los tribunales si a  todos los venezolanos(as) que han sido impunemente ofendidos, vilipendiados y calumniados por esa cloaca mediática que en mala hora dirige Bobolongo, se les ocurriera acudir a esas instancias en procura de un poco de justicia, claro está, sin contar a los millones de compatriotas, reducidos por la estupidez de MHO “al mismo lumpen de siempre, convertidos en sempiternos pasajeros de autobuses, con un bollo de pan y una carterita de ron”.

Salud y respeto para todas las madres, porque madre solo hay una.

Anuncios

Acerca de Evy Ferrer

Poeta, Músico y Trovador
Esta entrada fue publicada en Actualidad, Medios de Comunicación, Opinión. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s