Pura bulla


El pasado martes por la noche, en cadena regional de televisión, algunas emisoras de radio y los impelables avances de Globovisión, el gobernador Pablo Pérez protagonizó el cierre de la campaña oposicionista en el estado Zulia, pidiéndole “bulla, bulla” a los asistentes, cual animador de conjunto gaitero, flanqueado por los candidatos de la llamada mesa de la unidad (MUD) de casi todos los circuitos electorales de la región, presentándolos como la verdadera solución a todos los problemas de nuestro estado y del país, siguiendo un pésimo guion, muy mal interpretado además, en donde resaltó la condición de “luchadores” y “hombres honestos”, levantándoles la mano, uno a uno, con la musiquita de fondo y la invariable caras de circunstancia, dignas de foto y todo, de estos, según él, “paladines” de la gestión pública.

Nuevamente este gobernador, pone de manifiesto la falta de ideas y la ausencia de contenido de su “discurso”, hablándole a la audiencia que se dio cita, con lugares comunes como “yo tengo un sueño” y “la unión del Zulia que me vio nacer”, pasando por el cacareo de la “defensa del Zulia en contra del centralismo”, “los que queremos al Zulia” y pare usted de contar.

Todo ello matizado con el telón de la musiquita y la pedidera de bulla, también por parte de un locutor animador, de los que abundan en las consabidas tarimas de fiesta, jugando siempre con la emotividad de los presentes con frases huecas, como lo hacen en la entrega de los premios denominados “orquídeas” que promociona por estos lares, un conocido canal de televisión, a punta del grito de “bulla, bulla”, justo en las fechas de la feria de la Chinita.

Resulta patético este seudo dirigente, pidiendo “bulla” y aplausos para el prófugo Manuel Rosales y además, confiriéndole a “sus candidatos a diputados” competencias para la acción, que solo caben en su imaginación, y para colmo, gritando a todo pulmón que les correspondería después, rendirles cuentas a él sobre su actuación, en su condición de gobernador.

Mal una vez más, por quienes añoran volver al pasado, disfrazando la ambigüedad del  mensaje con la palabra “cambio”, pero sin darse cuenta que ha sido el pueblo el que realmente cambió, y que sin duda alguna, de una parte, les va a hacer falta mucho más que musiquita, tarima y fiesta, para convencer a los electores llamados ni-nis o abstencionistas, ya que por el otro lado, las grandes mayorías estamos más que claros, que este proceso de transformación profunda que venimos protagonizando, no tiene reversa, ni se desvía, ni mucho menos lo entretienen  malas copias del único líder de la revolución bolivariana, Comandante Presidente Hugo Chávez Frías.

Anuncios

Acerca de Evy Ferrer

Poeta, Músico y Trovador
Esta entrada fue publicada en Actualidad, Opinión, Política. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s