“Hijo de la luna y de la sombra”.


Sobre el nuevo trabajo de Serrat.

Luego de 38 años de habernos regalado en melodía aquellos versos dedicados a “Ramón Sijé, en Orihuela, su pueblo y el mío”, y el vigoroso texto del “Romancillo de Mayo”, que reza:

“Campea Mayo amoroso;
que el amor ronda majadas,
ronda establos y pastores,
ronda puertas, ronda camas,
ronda mozas en el baile”
y en aire ronda faldas…”

Así como también la ternura en el desgarro de las “Nanas de la cebolla”, con música de Alberto Cortez, y la emblemática “Para la libertad”,  libertad; por la que murió el poeta, regresa nuevamente, con bríos renovados, el trovador catalán Joan Manuel Serrat; con este extraordinario trabajo discográfico titulado “Hijo de la luz y de la sombra”, justo cuando se cumple este año, el primer centenario del nacimiento de Miguel Hernández, Poeta español nacido en Orihuela, Alicante en 1910.

Miguel Hernández, (1910-1942) hijo de campesinos, se inició en la poesía a los veinte años, guiado por su amigo Ramón Sijé, a quien al final dedicó la frase: “siento más tu muerte que mi vida”; publicando su primer libro titulado “Perito en lunas” en 1933, y luego siguieron los sonetos agrupados en “El rayo que no cesa”, ambos textos marcaron la experiencia amorosa del poeta. Durante la guerra civil militó muy activamente en el bando republicano como Comisario de Cultura, siendo encarcelado y condenado a muerte al terminar el conflicto. Antes de morir, en 1942, enfermo y detenido, publica su última obra, “Cancionero y romancero de ausencias”.

Y es el propio JM Serrat quien cuenta las motivaciones que le animaron a retomar el proyecto con textos del poeta Miguel Hernández, en una carta publicada en ocasión del lanzamiento del CD, dirigida al público que lo ha seguido por más de cuarenta años en la escena, y en donde nos cuenta:

“¿Por qué vuelvo a escarbar de nuevo en la obra de Miguel Hernández…? Fundamentalmente por dos razones. Una, porque este año se cumple el Centenario del nacimiento del poeta y, como viejo amigo que soy, me sentía en la obligación de celebrarlo desde los escenarios. La gente me lo iba a pedir. La gente ama al poeta y, como yo, no dejaría pasar la onomástica sin recordarla.”

La idea era seleccionar algún texto inédito e incorporarlo al material grabado en 1972, pero nuevamente, le ganó la emoción y el entusiasmo al releer las páginas de la obra de Hernández, tal como el mismo cantautor lo explica  ..“En principio, la idea buscaba apenas refrescar el viejo repertorio con un par de nuevas canciones así que, sin grandes expectativas, volví a bucear en su poesía pero a medida que los viejos versos me devolvían nuevas emociones y las ideas se iban materializando en canciones fue creciendo mi entusiasmo hasta que finalmente, a la vista de la bondad del material resultante, aposté decididamente por este trabajo que ahora presento”. “La otra razón que me ha empujado a volver sobre la obra de Miquel Hernández, la más importante y la que me convenció del interés y validez del proyecto es la intemporalidad de su poesía, la vigencia de sus versos más allá del lugar y el tiempo en que vieron la luz, más allá del contexto en que nacieron, versos que siguen sonando tan sólidos y frescos como si hubieran sido escritos ayer y aquí”.

Son trece los temas escogidos por Serrat para completar esta nueva entrega de versos musicalizados, y que sin lugar a dudas, constituyen un hermoso homenaje a quien es considerado “genial epígono de la generación del 27”, y sobre el cual, el premio Nobel  Pablo Neruda escribió: “Pocos poetas tan generosos y luminosos como el muchachón de Orihuela cuya estatua se levantará algún día entre los azahares de su dormida tierra. No tenía Miguel la luz cenital del Sur como los poetas rectilíneos de Andalucía sino una luz de tierra, de mañana pedregosa, luz espesa de panal despertando”.

Uno de aquellos, Del ay al ay por el ay, Canción del esposo soldado, La palmera levantina, El mundo de los demás, Dale que dale (con la colaboración de Miguel Poveda), Cerca del agua, El hambre, Tus cartas son un vino, Si me matan, bueno, Las abarcas desiertas, Sólo quien ama vuela e Hijo de la luz y de la sombra son los títulos de las obras arregladas por Joan Albert Amargós, y que contribuirán, por merito del cantautor catalán, a aproximar mucho más a la gente a la poesía de Miguel Hernández, y que a través de la lectura de sus libros, pueda también el público conseguir el alma de uno de los poetas contemporáneos españoles fundamentales.

Resaltamos la fecha de aparición de este nuevo disco, 23 de febrero de 2010, fecha en la cual hace 29 años, el franquismo perdió su última batalla.

Así que manos al CD y que lo disfruten!

Anuncios

Acerca de Evy Ferrer

Poeta, Músico y Trovador
Esta entrada fue publicada en Arte, Cultura, Música. Guarda el enlace permanente.

2 respuestas a “Hijo de la luna y de la sombra”.

  1. gonzalo fragui dijo:

    hijo er diablo, por fin doy contigo. no supe más de ti desde que me dijiste que le habías puesto música a un poema mío, después te botaron del trabajo, te botó tu mujer, te echaron de la casa, en fin. por eso ahora cada vez que algún músico quiere ponerle música a un poema mío le echo el cuento y los asusto.un abrazo. fragui

    Me gusta

  2. Pingback: Los números de 2010 | Caja de Resonancia

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s