La segunda cita del trovador.


Han transcurrido cinco meses, desde que el pasado 26 de Marzo, Silvio presentó en el salón de Casa de las Américas, su esperado trabajo discográfico titulado “Segunda Cita”, después de que casi un año atrás nos llegaran por entregas; los textos de las doce canciones compuestas por el maestro, y que nuevamente, la belleza, el compromiso, la fuerza y la ternura de su poesía, hicieron crecer por mil, la expectativa de poder por fin; escuchar ya musicalizadas; cada una de las piezas de la Segunda cita del Trovador.

Por tal motivo, después de haber oído, sufrido, tocado, disfrutado, y amado ampliamente, cada palabra y cada nota de cada línea melódica de: Sea señora, Demasiado, Toma, Trovador antiguo, El gigante, San Petersburgo, Tonada del albedrío, Dibujo en el agua, Huracán y Carta a Violeta, confirmo y me animo; a emprender “la vida como único extremismo y una pequeña luz para soñar”, para entender “que es necesario emprender el viaje a la semilla de José Martí”, porque “en el imperio mañoso nunca se debe confiar” y que “al buen revolucionario solo lo mueve el amor”.

Luego de Cita con ángeles, compuesto entre el 11 de septiembre de 2001 y la agresión de Irak en 2003, en conferencia de prensa el artista comentó que “veía venir la cita con los ángeles de mi tierra….Cuba” y entonces, sin más ni más, nos presenta un CD cargado de imágenes y repasos del pasado, el presente y las vistas futuras del proceso cubano, y además; un empeño recurrente de mostrarnos “la historia del ser piadoso que algunos llevamos dentro, y por ser – como somos – portentos pretendidos; nuestros atributos pueden resultar más entusiastas que eficaces..”

Confieso que el deliberado propósito del compositor; de abordar el formato de trío acústico para vestir los finos arreglos musicales escritos por Roberto Carcacés, excelente pianista de las nuevas generaciones, y magistralmente ejecutados por Feliciano Arango en el contrabajo, la flautista Niurka González, y el percusionista Oliver Valdez, no hicieron más que confirmar lo dicho el propio Silvio mucho antes de sacar a la luz esta extraordinaria obra,..” los jóvenes músicos que me acompañan en este trabajo son formidables, el disco valdría la pena solo por escucharles”, y que yo agrego, supieron además, resguardar y redimensionar la expresión guitarrística de cada una de las piezas, que al fin al cabo, termina siendo el terreno fértil donde siembra cada trovador, y cuyo arpegio se escucha hermosamente claro y jazzísticamente cubano en la Segunda Cita.

Resalta por hermosa de manera especial; la canción dedicada a Violeta Parra como un homenaje, no solo a la  extraordinaria artista y folklorista  chilena, sino también; a la solidaridad y amistad que el trovador cubano mantiene con sus hijos, Ángel e Isabel y toda la numerosa familia Parra, y en donde la legendaria canción titulada “La carta”, compuesta por Violeta; dedicada a su hermano Roberto, injustamente preso, le dio rienda suelta al trovador para componer su “Carta a Violeta”.

En fin, solo quería con la presente, pero “tardía” nota; compartir sentimientos profundos, que me indican que: no todo está perdido.

Y además, un fragmento de “Tonada del albedrío” que dice:

Dijo Guevara el humano

Que ningún intelectual

Debe ser asalariado

Del pensamiento oficial…..

Así que yo también;   “me declaro trovador antiguo”

Anuncios

Acerca de Evy Ferrer

Poeta, Músico y Trovador
Esta entrada fue publicada en Arte, Cultura, Música. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s