La invisibilizacion.


El espíritu de las naciones, la fortaleza de sus ciudadanos y su sentido de identidad se construyen a través de la formas diversas que se tengan para encarar los retos como país, también mediante las dificultades y los triunfos registrados en su historia pasada, y los logros alcanzados en su historia reciente, en lo político y social, en lo económico, así como en distintas aéreas de las ciencia y la tecnología, y también en materia deportiva.

Pues bien, ayer culminó el cuarto mundial de beisbol femenino, por primera vez escenificado en nuestro país; con la participación de once países de cuatro continentes y en donde nuestra aguerrida selección obtuvo el cuarto lugar, después de protagonizar y ganar emocionantes encuentros  con novenas como las de EEUU, Australia, y Cuba y en donde el equipo de Japón volvió a titularse Campeón de este importante torneo.

Desde el punto de vista de la prensa escrita, tales acontecimientos no ocurrieron; ya que no merecieron la menor cobertura periodística en sus portales web, algunos prefirieron privilegiar sus titulares deportivos con el retiro oficial del manager de un equipo de la MLB, incluso por encima del triunfo del púgil Samuel Zapata, digno representante nuestro en el mundial de boxeo juvenil que se celebra actualmente en Singapur, así como de la descollante actuación de nuestros atletas en esa importantísima justa deportiva, como lo son los Juegos Olímpicos Juveniles.

Solo la red de medios públicos se ocupo de transmitir en vivo y directo cada partido de beisbol, ya que la Televisión privada emuló el miserable y antipatriótico comportamiento que acusó la prensa, al no registrar; ni siquiera en sus avances informativos, lo que ocurría en el terreno de juego de los estadios José Pérez Colmenares y de la Aviación Militar de la ciudad de Maracay.

Durante el desarrollo del campeonato, nuestro extraordinario equipo se convirtió en la primera selección latinoamericana que derrota en este tipo de torneos a la dos veces campeona mundial, Estados Unidos.

Igualmente nuestras anfitrionas han hecho historia, convirtiéndose además en el primer país debutante en campeonatos mundiales que avanza hasta semifinales.

“Este ha sido un gran campeonato, sin duda que es más de lo esperado. Las muchachas se han fajado en cada partido y se han apoyado en el público que ha llenado este estadio. Nos sentimos orgullosos de ser venezolanos”, expresó el mánager de Venezuela Luis Martínez.

Quienes se benefician invisibilizando tales acontecimientos, les aterroriza saber que nuestro pueblo aprendió a reconocerse en sus heroicas gestas patrióticas, y en su justa determinación de reconstruirse como nación independiente libre y soberana, orgullosa de nuestro gentilicio y de nuestra grandiosa selección de beisbol femenino.

Anuncios

Acerca de Evy Ferrer

Poeta, Músico y Trovador
Esta entrada fue publicada en Medios de Comunicación. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s