El imperialismo se mueve 27/07/2010


El imperialismo yanqui se mueve; se mueve en distintas latitudes haciendo alarde de su destructivo poderío militar, lo hace con las facilidades que por estos lares le brindan gobernantes entregados a sus intereses, tal es el caso de la Sra. Chinchilla en la República de Costa Rica y el mafioso Dr. Varito en Colombia.

Acabo de ver por VTV la carta suscrita por el Gobierno norteamericano en donde se le informa al Gobierno costarricense que toda una flota de la marina de guerra de ese país, portaaviones y hospital militar incluido, realizará durante todo un año, junio 2010-julio2011, maniobras y atraques en puertos del pacífico y atlántico que bordean las costas del país centroamericano, es decir, presencia militar por tierra y por mar, el motivo, la perenne lucha de los gringos contra el tráfico de drogas… ¡¡¡ si Luis !!!.

En Colombia el tema de las bases norteamericanas avanza notablemente, al punto que se ha dicho que la presencia de efectivos militares estadounidenses en puertos y aeropuertos ya es noticia vieja, esto sin incluir las operaciones que con armamento, tecnología y personal militar se desarrollan de forma cotidiana en distintas regiones de la geografía del país neogranadino, la razón,” la permanente lucha de los gringos contra la producción y tráfico de drogas, así como la persecución de grupos terroristas estén donde estén”, … ¡¡¡ si Luis !!!.

Resulta necio recalcar el tema de que Colombia es el más grande productor y proveedor de drogas a EEUU, el primer país consumidor del hemisferio occidental, y que cada cual desarrolla su labor, es decir, producir y consumir, dentro de las fronteras que conforman el territorio de ambas naciones, por lo que resulta doblemente necio preguntarse, por qué ambos gobiernos no se ocupan verdaderamente, uno a ubicar y destruir los campos donde se produce la droga y controlar los canales diversos de distribución, y el otro a vigilar las distintas vías de ingreso por aire, tierra y mar, de los envíos de toda clase de sustancias estupefacientes y psicotrópicas, por una parte, y por la otra a brindarle atención gratuita a los millones de ciudadanos estadounidenses que hoy son víctimas del consumo, y a la vez emprender una permanente campaña de prevención dirigido a niños jóvenes y adolecentes, que como sabemos, es la población mas susceptible de sucumbir ante este terrible flagelo.

Pero la situación es muchísimo más grave y complicada de lo que parece, dada la existencia de los más variados y disímiles intereses que giran en torno al maldito negocio de la droga, que ha penetrado los hilos de la conducción política de las naciones, y en algunos casos financia y promueve el “desarrollo” de las llamadas economías emergentes.

Ya se ha repetido, pero nunca será suficiente, afirmar que, en la medida  que surjan en nuestra América gobiernos que promuevan verdaderas transformaciones en el fondo y la forma, y que apuntalen hacia la construcción de un modelo de sociedad radicalmente distinta al modelo depredador capitalista, y éstas se produzcan en países ricos en yacimientos petroleros o gasíferos, y poseedores del mayor reservorio de agua dulce del planeta, el imperialismo se moverá; moverá su grotesco arsenal de armas de destrucción masiva para poner al asecho y dar al traste con cualquier pretensión que ponga en peligro su hegemonía, y el usufructo seguro de tales elementos, que les garanticen, mientras duren, su desenfrenado modelo consumista.

Todas las recientes maniobras militares, ordenadas por las trasnacionales de terror que gobiernan desde el norte, obedecen sin duda, al plan de desestabilización del gobierno revolucionario, legitimo y democrático, del país con las mayores reservas energéticas del mundo, orquestado desde el pentágono, con la estrecha colaboración de las oligarquías y los operadores cipayos que desde lo interno de nuestro territorio, y desde países como Honduras, Colombia y Costa Rica, despliegan las acciones puntuales contenidas en el guión, para lo cual utilizan todo cuanto les permita avanzar hacia el logro de su objetivo, y en donde el blanco a destruir es el líder indiscutible de la revolución bolivariana Comandante Hugo Chávez.

Por tal razón, ahora más que nunca, es imprescindible que nuestro pueblo permanezca alerta y movilizado.

Anuncios

Acerca de Evy Ferrer

Poeta, Músico y Trovador
Esta entrada fue publicada en Antimperialismo. Guarda el enlace permanente.

Una respuesta a El imperialismo se mueve 27/07/2010

  1. Pingback: Los números de 2010 | Caja de Resonancia

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s