El General Muller y las tres R del olvido 01/04/2010


Durante los últimos días he venido siguiendo las reacciones sobre las declaraciones que el General Muller Rojas dio al Diario Panorama, en entrevista concedida a este diario el domingo 28 de marzo, donde anunció su pase a retiro porque se cansó de “ver más de lo mismo” en la arena política venezolana, ya que según sus propias palabras “El proceso revolucionario está pésimo (…). y se quejo por la actitud del propio Comandante al afirmar que “Es rara la vez que el Presidente me oye,”

Agrego también que “Todo lo que está pasando no es sano para el proceso revolucionario. Estamos cambiando un internacionalismo, que es la característica de las revoluciones, por un nacionalismo pequeño burgués que no representa las expectativas de la sociedad”.

Admitió también la existencia de burgueses dentro del PSUV, ya que estos “con su forma de vida lo demuestran”.

Finalmente dijo que esta sería la última entrevista para hablar sin tapujos de lo que está ocurriendo en el país y se refirió a que “la revolución no es de colores..tenemos que hablar de socialismo, no de personas, ni de etiquetas.

Si en algo estoy de acuerdo con la mayoría de quienes se han pronunciado sobre el particular, es que algo viene ocurriendo dentro de las estructuras que le han venido dando soporte al proceso, parafraseando al General Muller, algo pésimo, y ello no es nuevo, ya que ha sido el propio Presidente quien desde que impulso la aplicación de las tres R, nos exhorta a la crítica y autocritica para la construcción de la via socialista, pero el caso es que tal vez, no todos los actores a quienes toca liderizar con el ejemplo, aquello de la revisión, rectificación y reimpulso se han tomado, con el debido compromiso y la necesaria humildad, el esfuerzo y la dedicación que esta tarea impone, dicho de otro modo, las tres R deben aplicarse en todos los ámbitos de la gestión pública, e instancias de gobierno, ministerios, instituciones encargadas de la ejecución de la acción del estado, y a lo interno del propio PSUV, y como resultado de dicho proceso, estas acciones deben hacerse sentir en la calle, en el día a día que transita el soberano, no obstante, pareciera que ello no está ocurriendo, ya que uno percibe en el seno de las comunidades organizadas una tendencia cada vez mayor a la queja consecuente por la desatención de la que son objeto por parte del gobierno, llámense alcaldías y/o instituciones adscritas al poder ejecutivo, donde a juzgar por dicho saldo, no han practicado ni por ensayo, lo de las tres R.

Como ejemplo de lo afirmado, basta observar como nuestro pueblo no pierde la oportunidad, cada vez que la tiene, de hacerle llegar todo tipo de peticiones al propio Comandante Chávez, en los famosos papelitos, cartas y sobres que diligentemente recogen el personal que le acompaña en las actividades de contacto directo con las comunidades, muchas veces o la gran parte de ellas, tienen que ver con competencias de gobiernos regionales y locales.

Recuerdo, que el propio Presidente en una de sus alocuciones compartió con preocupación, las palabras del Comandante Fidel Castro, cuando en un recorrido de ambos por interior del país, y ante la abrumadora cantidad de solicitudes y peticiones del pueblo, comento: “Chávez tú no puedes ser Alcalde, ni Gobernador”, en clara alusión a que cada quien asumiera la responsabilidad que por mandato popular le corresponde.

En este orden, es oportuno preguntar qué pasó con la petición que hiciera el Comandante Chávez a los gobernadores y Alcaldes electos, de presentar en sus regiones las cien primeras medidas y acciones socialistas para sus respectivas gestiones de gobierno.

El Presidente Chávez nuestro líder fundamental, tiene todo el peso moral para exigir el cumplimiento de las tres R, y a quienes han sido designados por la voluntad popular para ocupar posiciones para el ejercicio del gobierno, o con responsabilidad al frente de organismos e instituciones deben ponerse al frente liderizando con el ejemplo su práctica con todo lo que ello implica.

Vivimos momentos cruciales para la continuidad del proceso revolucionario, en el mes de septiembre toca estar a la altura de compromiso, para lo cual debemos obtener una clara victoria, aun estamos a tiempo de emprender contundentemente el camino de la rectificación donde haya que rectificar, revisar lo que amerite y reimpulsar lo que corresponda.

Anuncios

Acerca de Evy Ferrer

Poeta, Músico y Trovador
Esta entrada fue publicada en Opinión. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s